lunes, 20 de julio de 2009

CUBANO JOSÉ PEÓN DEBUTÓ EN EL MOTOMUNDIAL HACE 40 AÑOS

By: Octano

Al hablar de las primeras participaciones de los motociclistas latinoamericanos en los campeonatos mundiales de velocidad, es obligatorio mencionar al cubano José Peón, quien en la temporada 1969 hizo su debut en el Gran Premio de la República Democrática Alemana, también conocida entonces como Alemania Oriental.

Peón Pérez, entonces con 24 años de edad, es el prospecto encargado de cumplir con la tarea de clasificar en la nutrida y competitiva clase 125cc. Dispone de una MZ modelo RE con motor dos tiempos y es asistido por la misma fábrica germana. Es un circuito que no conoce, de hecho, es la primera vez que corre fuera de la isla. Pero para satisfacción de quienes confiaron en él, logra el objetivo de marcar un tiempo mínimo para formar parte del pelotón de 40 pilotos, 23 de los cuales llegarían a la meta.

esta es una foto del dia de su debut;

El Gran Premio de Alemania Oriental, séptima de las doce rondas del calendario, se disputaba en el trazado original de Sachsenring, inaugurado en los años treinta, de 8614 metros, ruta que discurría entre las calles del pueblo local y las carreteras circunvecinas, por lo que los motos viajaban a más de 200 kms/h entre casas, aceras, árboles, postes de luz, telégrafo y rodeados de miles, cientos de miles de aficionados. El programa, además de 125cc, contaba con las categorías 50cc, 250cc, 350cc y la estelar 500cc.


“Llegué al Mundial con muy poco entrenamiento, pero logré clasificar en mi primera oportunidad en Sachsenring, una pista bien brava de verdad - precisa José Peón - Era la primera vez que un motociclista cubano participaba en una competencia internacional. Tenía apenas un año manejando la MZ-RE que la gente de la fábrica alemana había dejado en Cuba. Aparte de piloto, era el encargado de administrar el taller de motos de carreras del Instituto Nacional de Deportes, y junto a la fábrica MZ, me dieron la oportunidad de debutar en el GP de Alemania de 125cc del año 1969”.


En el octavo de litro, la victoria en aquella lluviosa jornada disputada el 13 de julio de 1969 correspondió al británico Dave Simmonds, quien así aseguraba su primer y único título mundial. Era la quinta conquista al hilo obtenida por el hombre de Kawasaki, quien aprovechó los fallos mecánicos confrontados por el germano Dieter Braun, piloto que había dominado toda la carrera hasta la vuelta final cuando su Suzuki se detuvo, percance que obligó al piloto a empujarla en los metros finales hasta cruzar la meta en el undécimo lugar.

Dave Simmonds completó las 12 vueltas del recorrido en 43 minutos, 28 segundos y 7 décimas a un promedio de 142,6 kms/h, jornada que se desarrolló en condiciones de piso mojado y mucho frío. El podio lo completaron el austriaco Heinz Kriwanek en una Rotax y el piloto local Friedhem Kohlar, en lo que fue su primer y único podio en su trayectoria al manillar de una MZ-RE. Esta es una foto del Campeon

La participación del caribeño José Peón no sólo lo convertía en el primer cubano en tomar parte en un Gran Premio de motociclismo, sino también uno de los primeros latinoamericanos en hacerlo, listado que inauguraron en 1955 un quinteto de centauros argentinos que vieron acción en Nurburgring, Alemania. Uno de ellos, Ricardo Galvagni, perdió la vida durante los entrenamientos de la clase 500cc al evitar una ambulancia que iba a socorrer al también argentino Armando Poggi.

Apenas una semana antes del arribo del hombre a la luna, los otros triunfadores en el GP de Alemania Oriental de 1969 fueron Angel Nieto con una Derbi en 50cc - en su primera victoria mundialista en ruta hacia el primero de sus trece títulos mundiales -, el italiano Renzo Pasolini con una Benelli en 250cc, mientras el intocable Giácomo “Mino” Agostini, aplastaba a sus rivales en 350cc y 500cc con la MV Agusta de fábrica, desigual enfrentamiento en el que el italiano era el único que contaba con un medio oficial competitivo.

ESTRENO MUNDIALISTA EN 125cc

El arribo de José Peón al Mundial de 125cc se produjo gracias a la estrecha relación político-comercial que Cuba mantenía con la que entonces se conocía como Alemania Oriental. En 1968, en La Habana se abrió una delegación comercial de la RDA y de inmediato comenzó la importación de motos MZ, estandarte técnico de aquella nación europea que por causa del dominio soviético tras la Segunda Guerra Mundial, fue dividida de la República Federal Alemana o Alemania Occidental.

“En el año 1968, llega a Cuba un técnico alemán llamado Host Fugner - recuerda Peón - y nos imparte un seminario de motociclismo de competencia y me escogen a mí para que monte la moto MZ-RE 125 cc que llegaría al país ese mismo año; me entregaron la moto, competí en Cuba en varias carreras y de ahí me mandaron directamente al mundial de 1969, en Sachsenring”.

Los motores de dos tiempos desarrollados por el revolucionario ingeniero alemán Walder Kaaden, el hombre que desarrolló la válvula rotativa en los propulsores MZ y comprendió mejor que nadie la importancia de las olas de resonancia en el sistema de escape, lo que le permitió ganar varios caballos de fuerza en sus propulsores. La fábrica alemana fundada en 1906 con base en Zschopau, es la principal rival de las principales firmas japonesas, como Yamaha, Kawasaki y Suzuki, y en 1968 alcanzan el subcampeonato de marcas en 125cc detrás de la casa de los tres diapasones.

Pero hablar de motociclismo de velocidad en aquellos días era sinónimo de numerosas caídas, muchas de las cuales culminaban con saldo trágico. Y la de Sachsenring 1969 no podía ser la excepción. El sábado 12 de julio, durante los entrenamientos de la clase 350cc, el monarca mundial de 125cc de 1967 y subcampeón de 1968, el británico Billy Ivy, salió despedido de su Jawa 4 cilindros debido al bloqueo del motor que trancó la rueda trasera. El pequeño y valeroso inglés fue a estrellarse contra una pared y falleció tres horas más tarde en el hospital.

“Cuando formaba parte del equipo oficial MZ en la temporada 1971 en los 250cc - evoca Pepe Peón - al culminar uno de los entrenamientos para el Gran Premio de Alemania Oriental en Sachsenring, cuando llego a los pits pregunto por mi compañero y primer piloto Gunther Bartusch. Uno de los mecánicos me responde con un monosílabo: Bartusch Kaput. Pienso que ha tenido un problema mecánico y por eso no llega, por lo que vuelvo a insistir y me dicen otra vez: Bartusch Kaput… Allí fue que entendí que se había matado”.

Peón obtiene su mejor figuración mundialista en la temporada 1970 al arribar séptimo en el mismo trazado semipermanante de Sachsenring. El primer lugar correspondió al español Angel Nieto en una Derbi a un promedio de casi 153 kms/h,seguido a media máquina por el espigado alemán Dieter Braun, quien se haría con el título mundial al culminar la campaña al manillar de una Suzuki.

El cubano José Peón suma 4 puntos por la séptima colocación a poco más de 3 minutos del ganador. El antillano se bate en un sprint final con los locales Hartmut Bischoff y Roland Rentzsch, separados por menos de dos segundos y todos al comando de los fabricados MZ.

En 1971 Pepe Peón pasa a la clase del cuarto de litro, donde participa en algunas carreras en las que tiene como compañeros de formación al ídolo teutón Gunther Bartusch y al italiano Silvio Grassetti. Durante el GP de la RDA efectuado en Sachsenring, Bartusch perdió la vida durante los entrenamientos, mientras Peón recibió la bandera a cuadros en la undécima posición, faltándole apenas 6 segundos para sumar puntos en el cuarto de litro, que entonces premiaba a los diez primeros. Esta foto es cuando estuvo en la categoria 250c.c.

Luego de trece temporadas consecutivas en las que obtiene cinco títulos nacionales y también una victoria en 1972 en el trazado de Peñuelas, en Chile, en el Suramericano de la clase 125cc, José “Pepe” Peón abandona el motociclismo activo en 1973, pero sólo para inmediatamente incorporarse como directivo en el rol de presidente de la Federación Cubana de Motociclismo, cargo que ejercería durante los diez años siguientes.

Pepe Peón también comienza a participar como árbitro o comisario deportivo designado por la Federación Internacional de Motociclismo (FIM) en pruebas mundialistas y en 1975 recibe su credencial como director de carreras.

Durante casi tres décadas, Peón ha acompañado y dirigido a la nueva generación de pilotos cubanos, grupo en el que sobresalieron, entre otros, José Lazo, Benigno Jull y particularmente el menudo y extremadamente veloz Nirio Rivero, quien alcanzó el título latinoamericano en 125cc en la temporada 1993, además del subcampeonato en 600cc Supersport en 1995.

En la actualidad, el contador y profesor en educación física José Peón, ocupa el cargo de presidente de la Comisión de Velocidad de la Unión Latinoamericana de Motociclismo (ULM), organismo del que fue miembro fundador en 1974, mientras a fin de julio estará presente en Guatemala, escenario de la única fecha del calendario continental de velocidad, prueba que se disputará en la división Superbike.

FOTO EN LA ACTUALIDAD.

1 comentario:

jasepa dijo...

Tuve el honor de Compartir con "PEPE" la bandera ajedrezada en competencia de cross realizada en la Habana durante el 11 Festival Mundial de la Juventud y los Estudiantes (1978)ocasion que aproveché para invitarlo a vincular CUBA a la ULM lo cual cumplió . ¡QUE GRAN SEÑOR, QUE DEPORTISTA!Reciba, desde Colombia el abrazo fraterno de su amigo: Jaime Serrano Parra

Bienvenidos al Blog Oficial de Pasión por la Velocidad!

Pasión por la velocidad es un programa de radio, de motociclismo deportivo que difunde y cubre todos los campeonatos nacionales y lo mejor de los campeonatos internacionales.

En este blog podrás escuchar el programa el día y a la hora que quieras.
Y tambien tenemos nuestra pagina WEB la cual es www.pasionporlavelocidad.com

Selecciona el Programa que quieras Escuchar